SQUARE no es sólo un espacio físico, el valor añadido del proyecto, lo que nos diferencia de otras iniciativas tipo coworking, es nuestra capacidad de generar proyectos propios más allá de nuestra sede.

SQUARE es un contenedor en el que gestores y partners ponemos en común nuestros recursos para generar y colaborar en proyectos sin fronteras espaciales ni de ningún tipo. Salimos de nuestro local y de la plaza que nos acoge para generar actividades y eventos en otros lugares. Realizamos intervenciones en espacios públicos abiertos, un concepto que en otros países ha transformado estos lugares convirtiéndolos en espacios de creación en si mismos.